24°
0° máx
0° min
Jue
26° máx
22° min
Vie
25° máx
22° min
Sab
24° máx
20° min
Miércoles 03/Mar

Espectáculos

Murió Lía Tucci, pianista y directora del decano grupo uruguayo “Juglares de España”

Durante décadas, el mismo lució sus mejores galas a lo largo de exitosas temporadas en el Teatro de Centro y en el interior del país.

09:08 hs 27/Ene
2021
Por:    @luisarmando930

“Juglares de España”, es una compañía uruguaya de teatro musical dedicada a difundir el canto lírico y géneros populares de la llamada madre patria. Fue encabezada por décadas, por la laboriosa artista Lía Tucci (7 de abril de 1934 - 26 de enero de 2021).

El grupo cosechó aplausos y les brindó oportunidades de mostrar su arte a decenas de intérpretes, como José Luis Pomi, Jorge y Sandra Scorza, Iris Quinteros, Juan Lazaroff, Julio Balbi, Alberto Fernández, Ariel Cazes, Eduardo Garella, Néstor Ortiz, Graciela Salaberry, Cecilia Ortíz, Adriana Castro, Marcelo Sosa, Mónica Cuesta, Marta Paz, entre muchos otros.

Lía nació en el Prado, y desde pequeña, fue estimulada por su familia a formarse en diferentes campos del arte. Se graduó en disciplinas tales como el ballet clásico y el piano. Fue maestra acompañante durante casi toda su carrera, coordinadora y directora general del grupo, y es considerada como una de las mejores pianistas de zarzuela de Uruguay.

Fue administradora del negocio de los billares su padre -que fuera suyo tras la muerte de aquel- el cual tenía como sede central la esquina de Fernández Crespo y Nueva York (el edificio abarca toda la cuadra hasta Arenal Grande), empresa por la que luego atenderían su esposo, y recientemente su hijo.

En esa inmensa casona, estaba la sala de ensayos de Juglares, donde Lía ejecutaba su espléndido piano de media cola, regalo de sus padres, para sus 15 años.

Junto a su esposo, Juan Montemurro, tuvieron notable participación en la adquisición de la actual casa de la “Coral Guarda E Passa”, institución donde fuera maestra acompañante de cantantes profesionales y/o en etapa de formación. Como se sabe, la centenaria coral, “semillero” del Coro Nacional del SODRE”, contó -a lo largo de más de 100 años de historia- con los más destacados directores corales que ha dado nuestro país.

Por más de medio siglo “Juglares de España”, presentó diferentes formaciones de cantantes, bailarines y coreógrafos.

Su formación y pasión por en ballet, impulsaron a Lía Tucci a incluir a la danza dentro de tales elencos, destacándose en los últimos años el “Ballet Iberia” (directora y coreógrafa, Aída Baldrich), “Ballet Alambra” (director y coreógrafo, Sergio Galleni), Pasionmoraima (directora y coreógrafa, Rossana Grachot), entre otros grupos profesionales.

Gran parte de la vida de Juglares, transcurrió en el Teatro del Centro 'Carlos Eugenio Scheck', que fuera dirigido hasta su cierre, en diciembre de 2019, por José Luis Casas.

Es en esa sala donde, en 1991, los integrantes de Juglares de España y un gran elenco de figuras de primer nivel -entre ellos Adhemar Rubbo, estrella de Juglares- y bajo la dirección escénica del maestro Sergio Otermin, se lleva adelante el éxito musical “LA VERBENA DE LA PALOMA”, sainete lírico en prosa con libreto de Ricardo de la Vega y música de Tomás Bretón, con mas de 70 presentaciones en nuestro país, un hito de la lírica uruguaya. La obra también sería representada en Sala Verdi.

Tras la muerte de su esposo -y productor ejecutivo de Juglares-, Tucci, con el apoyo de su hijo, Juan Carlos Montemurro Tucci, alternan con varios directores escénicos, para que sus antologías no sólo tengan un formato de concierto -generalmente a cargo de cantantes experimentados-, y comienzan a imprimirle al grupo un formato teatral más específico.



En diálogo con nuestro sitio web, el director escénico del grupo, Luis Armando Pérez, habló sobre la reconocida pianista desparecida.

RMC - ¿Cómo comenzó tu vínculo con Lía Tucci y "Juglares de España"'?

LA – Hace unos 20 años, empecé a realizar la coordinación de los espectáculos de Juglares de España, aplicando para las tareas de director escénico del grupo, consolidándose así una amistad de casi 25 años con Lía, en espectáculos para Montevideo, o las clásicas giras de Juglares por todo el país. Había conocido a Lía como integrante del Ballet Iberia, dirigido por la maestra Aída Baldrich.

RMC- ¿Qué papel ha jugado “Juglares de España” en el universo de la cultura y el entretenimiento en nuestro país?

LA – Tanto Lía como su esposo Juan, y luego su hijo Juan Carlos, trabajaron fuertemente para promover a este grupo independiente, que logró sostenerse en el tiempo, y obtener un lugar de destaque en nuestro medio. Con Juglares, Lía ayudó a a escribir la historia del canto, a danza y el teatro de texto -lírico- en Uruguay.

RMC – Lía no daba muchas notas, sin embargo su nombre resonaba en el mundo de los cultores de la zarzuela y la música popular de España. ¿Influyeron en el éxito del grupo la existencia de las asociaciones españolas que tenían tanto auge y presencia en el pasado siglo XX?

LA – Ciertamente. Las cosas no son iguales en la actualidad. Siguen existiendo prestigiosas instituciones administradas por descendientes de españoles, pero la globalización de la cultura popular moderna, ha provocado cambios en los gustos del público y fusiones. Con Lía habíamos empezado a conversar sobre un nuevo producto, destinado a nuevos públicos, para que todo el acerbo de nuestros ancestros ibéricos, no se pierda.

RMC- Dada la relevancia del grupo y de su directora, ¿se le realizará algún homenaje a Tucci por su aporte y trabajo?

LA – Es muy bueno que lo preguntes. Hace algún tiempo, antes de las actuales circunstancias sanitarias, quise rendirle tributo a Lía, para mostrarle mi gratitud y amistad, y más que nada, para que se reencontrara con su público: ella me respondió que prefería que fueran los cantantes y bailarines quienes se mostraran frente al público, y contribuir a esa idea desde otro lugar.

RMC – ¿Era un artista de bajo perfil?

LA – Justamente. Estamos hablando de un ser humilde, en el total sentido de la palabra. No toleraba los 'divismos', ni los personalismos, ni las mentiras, ni la falta de respeto. Por eso para ella, formar un grupo de trabajo o constituir una amistad, siempre representaba un desafío. Respaldaba la creencia de que en estas lides del mundo del espectáculo, los artistas están en la tierra, y las estrellas...en el cielo.

RMC – ¿Qué te dejó trabajar con una profesional que acompañó a grandes cantantes y destacados maestros del ámbito coral nacional?

LA - Su generosa actitud para con los intérpretes y directores. Nunca pretendió instaurar una monarquía, y mucho menos una dictadura en torno al trabajo teatral. La maestra Lía Tucci te dejaba hacer, crear y crecer, esperaba de ti -sin pedirte nada- compromiso, calidad y lealtad.

RMC – Bajo perfil, rechazo por los divismos, constante difusora cultural. ¿Cómo vives la partida de Tucci, como amigo personal?

LA - Debo confesar que he conocido a pocas personas como ella. Tenía una ley, que seguía al pie de la letra en el escenario y en el teatro de la vida: “hacer y dejar ser”. Imagínate: tantas veces tienes que dirigir 'actoralmente' a 'cantantes que sólo quieren cantar'. Pero ese es un capítulo aparte. Lamentablemente, no siempre se comprende que un grupo humano, de trabajo o de lo que sea, se constituye de individuos que hacen lo que hacen para el resto del grupo y para la gente. El compañerismo y el respeto son la base de todo, como en la vida misma...Un tema del que hablábamos muchas veces con ella. Teníamos una química especial. Adoraba a su hijo, a su nieto; recordaba con devoción a sus progenitores. Lía fue una buena persona. (...) Prometo cumplir, en la medida de lo posible, algo sobre lo que conversábamos: volver a insuflarle vida a “Juglares”. Para eso espero contar con su ayuda, desde su mundo de luz.

Foto: LA

Publicar comentario

Calificación
1000 restantes
País :
Imagen / Avatar
3 + 3 = 
   

Titulares por email