24°
26° máx
24° min
Lun
30° máx
19° min
Mar
32° máx
19° min
Mie
34° máx
21° min
Domingo 04/Dic

Espectáculos

Sentido deceso

Falleció la soprano y maestra de cantantes uruguaya, Alba Tonelli, de gran trayectoria Europa

La excepcional artista nacida en Fray Bentos, Río Negro, fue una destacada especialista en música de cámara y maestra en interpretación musical.

24/Oct
2022
Por:    @luisarmando930

Había sido reconocida durante un homenaje especial en su natal departamento en setiembre de 2020, donde la maestra fraybentina, no escatimara en expresiones de agradecimiento a la organización de la actividad (a cargo de la direcciónde cultura de la Intendencia de Río Negro), y a sus pares, que acompañaron la actividad con varias interpretaciones.

Aquel evento, que se cumpliera en plena pandemia (setiembre 2020) se llevó a cabo en el emblemático Teatro Miguel Young y contó con la presencia de las sopranos Beatríz Lozano, Alicia Scotti y el Barítono Alemán Ulrich Schrader, acompañados por el Pianista Mtro. Julio César Huertas.

Su sobrino nieto, Piero Vittori Locatelli dijo en aquella oportunidad en su página de facebook: “Es una persona que luchó incansablemente por su propósito y sueño. Siendo muy joven cruzó el océano hacia otro continente -Europa- (y en otra época muy distinta a la actual), becada por la Embajada de Francia. El destino la llevó a desarrollar la parte más importante de su carrera en Alemania, siendo integrante del elenco estable del teatro de Wiesbaden y Bremen. Aprendió varios idiomas”, destacaba.

Alba Tonelli volvió a Uruguay en 1983 donde también desarrolló otra parte importantísima de su carrera, devolviéndole al Uruguay todo lo que había aprendido en Europa sobre el canto y repertorio vocal.

Por muchos años fue catedrática de canto y luego Directora de la Escuela Universitaria de Música, teniendo un especial compromiso con la música uruguaya.

En nuestro país 'resucitó' el “lied” alemán, y en palabras de Washington Roldán “superó la barrera idiomática de un lenguaje poco difundido entre nosotros”, traduciendo sus textos al castellano y leyéndolos antes de cantarlos”, recordaba Piero Vittori Locatelli.

Esto ha sido algo que caracterizaba a Alba como intérprete. Antes de cantar cada obra, leía lo que ella definía como una “interpretación poética” de los textos originales. “Una interpretación poética no es una traducción literaria, sino que ella investigaba el sentido propio de cada una de las palabras en el contexto de la obra”, señala Vottori.

"Si me preguntaran, lo que más la representa es la sensibilidad artística. Debo reconocer que mi encuentro desde el lado musical con Alba fue cuando me fui a vivir a Montevideo, momento en que comencé a descubrir con profundidad a la tía cantante, aquella que venía a Fray Bentos de visita (...) Sentí como una suerte de responsabilidad por interiorizarme en su historia y fue así que llegué hasta a descubrir grabaciones de 1962, o contactarme con la nieta de un señor que trabajaba en un restaurante y ella ayudó solidariamente a volver a Chile, y muchísimas más de esas cosas que han llenado mi corazón".

"Encontré una GRAN artista. Al escucharla puedo sentir su compromiso con cada frase que canta. La forma de empezarlas, la forma de terminarlas, los crescendos, los diminuendos, los timbres, sus intenciones, su vocalización. Ni hablar del vasto conocimiento y destreza de su técnica, que la hizo garante de un manejo extraordinario de su hermosa voz. Tuvo su merecido reconocimiento y la emoción estuvo presente”, decía entonces Piero Vittori Locatelli.

Alba Tonelli solía recordar con muchos cariño a su maestros, a todos, sin excepción: “Estudié con la fantástica Mme. Janine Micheau. Recuerdo que partía desde le Quartier Latin, pasaba por Notre Dame, e iba caminado hasta l'Opera , bordeando le Seine (el Sena)”, narraba a menudo.

“Fué en Paris donde por primera vez vi nevar...una mañana que me pareció muy silenciosa, con una sensación que todo estaba como suspendido...me asomé y me estremecí al ver todos los techos de Paris cubiertos de blancura...¿Sabes que hice? me fuí al Jardin de Luxenburgo a pocos metros del hotel ...y me tiré con alma y cuerpo sobre la nieve, mirando el cielo muy azul...maravilloso momento en mi vida!”, recordaba la artista.

Alba Tonelli vivió muchos años en Alemania, como decíamos, donde integró a su repertorio obras del gran genio de Bayreuth, Richard Wagner.

Fue allí que, cantando la ópera “Parsifal”, en el Teatro de la Opera de Bremen -donde hacía una de las seis flores del bosque, Die Blumenmädchen- cuando en un ensayo previo, le tomaron una fotografía para la promoción del evento, que llegó a los diarios de Montevideo.

Sobre esa noche previa al estreno, recordaba: “Estaban todos muy nerviosos en los camerinos, y yo porsupuesto que también, porque era tanto mi agotamiento por las exigencias de la ardua partitura, cuando me llamaron y corrí presurosa a posar como modelo con mi magnífico atuendo, y previo a un maquillaje que fue más rápido que el debido; entonces me senté (como se ve en la foto con su típica postura de mentón elevado, gesto heroico acorde a las circunstancias), y... se vi destello del flash...”

Y agregaba: “Pero llegué tan apurada, que me no me di cuenta de que me había puesto una sola pestaña postiza (...) y en el otro ojo ¡nada de nada!, estaba mas bien para Pierrot Lunaire de Arnold Schoemberg que para mi amado “Parsifal”! comentaba con una sonrisa.

Foto promocional - Facebook

En 2004, en el entonces Conrad Resort & Casino Punta del Este, en el marco de "Jueves con el Sodre", Alba Tonelli, se presentó en concierto junto a la contralto Simone Huwe, Edgardo Rocha (tenor) y Leonard Bonjour (contratenor), acompañados por el pianista Martín Roche, un concierto de canto y piano, interpretando obras de Haendel, Vivaldi, Rossini, Brahms, Mendelssohn y compositores sudamericanos.

En 2010, en actividad transmitida en directo por CX 6 Radio Clásica (RNU) y en diferido por el canal oficial, Tonelli formó parte de un concierto de homenaje a “La virgen de los 33”, el cual contó con la presencia de representantes de diferentes disciplinas artísticas, al que asistieron autoridades nacionales, departamentales y eclesiásticas.

Actuó allí con Washington y Carlos Benavides, Malena Muyala, Gabino Sosa, Elena Zuasti, Raquel Pierotti, Marcelo Otegui, Cristina Santi, Pepe Vázquez, el Cuarteto de Cuerdas del Sodre, el grupo Cantares 4, el conjunto vocal de cámara de la Escuela Universitaria de Música, Elodie Favre, Natalia Cabrera, y el Coro Procantus, entre otros.

En el marco de este concierto se otorgaron cuatro plaquetas denominadas «Virgen del Pintado», instituidas como un reconocimiento a la trayectoria artística. Ese año se entregaron Santos Inzaurralde, Raquel Pierotti, Alba Tonelli y Elena Zuasti.

A juicio de sus descípulos, Alba Tonelli fue un ser humano que enseñó mucho más allá de la técnica, la interpretación, mostrándoles a sus alumnos el alma de la música y el arte de cantar.

A sus familiares y amigos, vayan nuestros respetos en este momento de dolor, que además, sin dudas, aflije a la cultura toda.

Compartimos con ustedes algunas de sus interpretaciones:

"Esperando la lluvia" - Alba Tonelli Rasparolli y Eduardo Gilardoni /"Llueve", de Cluzeau Mortet.

"La ciudad gris", de Jaures Lamarque Pons por la soprano Alba Tonelli Rasparolli, con Ani Álvarez Badano al piano, estreno absoluto de la obra, para canto y piano compuesta en 1976 , sobre poemas del escritor uruguayo Enrique Estrázulas. Contiene 5 partes: Perros, Ciudad gris, Suburbio, Barrio Sur, y, Lo que decae al Sur.

Canciones indias, de  Beatriz Lockhart. Estreno: Alba Tonelli Rasparolli y Orquesta Filarmónica de Montevideo. Dirección: Roberto García Mareco. (Montevideo, 1993)

Fotos de portada: Intendencias de Río Negro y de Florida

Publicar comentario

Calificación
1000 restantes
País :
Imagen / Avatar
8 + 2 = 
   

Titulares por email