Espectáculos

Murió Camila perissé

Murió la actriz y vedette argentina Camila Perissé a los 70 años

Había sufrido durante años problemas de salud y de dinero. Fue bailarina y una de las vedettes emblemáticas de la década del '80.

15:26 hs 27/Feb
2024
Por:    @luisarmando930

Perissé, actriz, que supo ser una de las vedettes más exitosas del país, fue internada de urgencia en Mar del Plata la semana pasada, diagnosticada con una neumonía terminal.

Alcanzó su pico de fama cuando se convirtió en la bailarina y asistente principal de Tato Bores en su programa de humor político (que se animaba a desafiar los límites en plena dictadura). Con él compartió tres ciclos de televisión que hicieron despegar su popularidad: Tato vs. Tato, Extra Tato y Tato Diet. Y fue pareja de Alejandro Borensztein durante unos años.

Es recordada por muchos por ser la primera actriz del teatro argentino que se animó a un desnudo aún antes del regreso de la democracia, mientras protagonizaba la obra La señorita Tacna (1981) junto a Norma Aleandro. El estreno había sido en el teatro Blanca Podestá, sobre la avenida Corrientes.

Camila Perissé fue diagnosticada con una fibromialgia en 2018. A raíz de esta situación, fue derivada a una Clínica de Pergamino en donde le recetaron una fuerte medicación que le provocó un grave daño cognitivo.

A partir de ahí, la salud de actriz se fue deteriorando, y a raíz de esa situación debieron internarla en varias oportunidades. En agosto del 2021, Perissé tuvo una fuerte recaída y estuvo al borde de la muerte al sufrir una fuerte caída física y mental.

Si bien se recuperó del estado crítico en el que se encontraba, en esa ocasión la actriz había bajado radicalmente de peso (llegó a pesar 45 kilos) y tenía dificultades para comer y beber, por lo que su estado se fue complicando gradualmente.

Sumado a sus problemas salud, estaba atravesando una delicada situación económica. Tanto ella como su pareja, el cantante de tango Chino Fernández, se encontraban sin trabajo desde hace un par de años, y estaban teniendo problemas para afrontar los costos de la internación.

Figuras como Mimi Pons y Mirtha Legrand se solidarizaron con ella cuando blanqueó su situación y le prestaron asistencia económica para que pudiera mudarse otra vez a su ciudad natal, Mar del Plata, para empezar con un proceso de rehabilitación.

Incluso, tras enterarse de su última internación, "La Chiqui" le dedicó a Perissé unas palabras de apoyo. "Le deseo una pronta recuperación a Camila, tantos años sufriendo", dijo la conductora.

La ayuda económica de Mirtha durante la pandemia no ayudó demasiado. Para entonces, la salud de Camila ya se encontraba demasiado deteriorada y, a pesar de haber atravesado una larga lucha, su enfermedad la venció, y murió este martes 27 de febrero a los 70 años.

Minutos después de que trascendiera en los medios la noticia de la muerte de la actriz, la confirmó el Chino Fernández a través de su cuenta de Facebook. Publicó una foto junto a Perissé, en lo que parecen ser sus últimos momentos de vida.

"Quiero informarles a todos los que han querido y respetado a mi compañera y amiga que ya se fue. Ya está caminando por la calle Corrientes", escribió la pareja de la actriz en su publicación.

A esta noticia, le sumó un desgarrador pedido de donaciones para poder cremar el cuerpo de Camila, tal como era su deseo. "Me pidió cremarla y llevarla a Mar del Plata, y ni siquiera tengo para comer", escribió Fernández, dejando a continuación su CBU para que quienes deseen ayudar puedan aportar.

Desde los 15 años, Camila estudió para ser artista. Sabía que ése era su destino. Y gracias a todo el trabajo, logró empezar con éxitos siendo muy joven.

Su debut en el teatro fue con Despertar de primavera. Luego de ponerse en el centro de la escena gracias a sus apariciones en uno de los programas más vistos de la televisión en el momento, junto a Tato Bores, pudo meterse a fondo en el mundo del cine. Apareció en exitosas películas de la época, como Las lobas, Atrapadas y Los gatos, de tono sexual.

Y después de tanto éxito, llegó la primera gran batalla que atravesó Camila Perissé, que no tuvo nada que ver con la enfermedad que terminó con su vida. Las drogas fueron, durante mucho tiempo, su perdición, y el motivo por el que su carrera se vino abajo.

A partir de 1984 atravesó muchas internaciones por adicciones. Pero cada vez que salía, recaía. Cuando los medios le pedían notas para que hablara al respecto, siempre negaba todo. Fue recién en 1994 cuando logró sincerarse respecto de su situación en el ojo público.

Su situación durante esos años era de desolación y vulnerabilidad total. Cuando pensó que las cosas no podían empeorar, un hombre del que estaba perdidamente enamorada la estafó: le pidió que sea su garante en un acuerdo inmobiliario y se quedó sin casa.

En medio de toda esta oscuridad llegó un rayo de luz: el Chino Fernández, quien fue su pareja hasta su último día de vida. En ese entonces él era dueño de un pub, y la salvó de la miseria. La bañó y le permitió empezar a dormir en el segundo piso de su local.

Gracias a su amabilidad y cariño, Camila logró desintoxicarse y salir de las drogas. En ese momento, sin un peso, aceptó ser tapa de Playboy, algo que no la enorgulleció nunca, pero que necesitaba para salir adelante en ese momento.

Camila Perissé en la tapa de la revista "Playboy", en 1991. Camila Perissé en la tapa de la revista "Playboy", en 1991.

Poco tiempo después dejó atrás la Argentina y todo el sufrimiento que había vivido. Ya alejada del mundo de la actuación, partió a Nueva York junto con su pareja, donde vivió varios años.

Allí se dedicó a otra de sus grandes pasiones: el mundo de la cocina. Hizo varios cursos y logró instalar su propio bar en la "Gran manzana", al que le puso Cafetín. Su local fue tapa del suplemento dominical del New York Times y alcanzó una gran popularidad en la ciudad.

Paralelamente a su carrera gastronómica, continuó con sus estudios y se recibió de personal trainer y masajista holística. Durante este periodo de su vida, viviendo alejada de su país natal, también residió durante un tiempo en España y el Reino Unido.

Camila recién volvió al país junto al Chino Fernández en el año 2008 y se asentaron en Lobos, provincia de Buenos Aires. Ahí tuvo que empezar otra vez de cero, y se ganaba la vida dando clases particulares de inglés. Poco tiempo después empezó a participar en un programa de radio local.

Recién en 2012 volvió a la pantalla grande, después de más de 20 años alejada del mundo del espectáculo. Protagonizó la película Helena, junto con Edda Bustamante e Ivo Cutzarida. Su última película, Planta madre, se estrenó en 2014 y contaba con la participación de Luciano Cáceres y Rafael Ferro.

Datos, con base Clarín y TN / Foto: Captura YouTube (TN y Canal 13)

Publicar comentario

Calificación
1000 restantes
País :
Imagen / Avatar
8 + 1 = 
   

Titulares por email